Nuestra historia

El Jardín Pirata es una experiencia de educación vivencial que surgió de la inquietud de un grupo de familias y educadoras que se encontraron en el año 2005 en la Sierra Norte (Madrid). La común preocupación por la falta de espacios en los que niños y niñas se pudieran desarrollar libremente como seres humanos plenos, devino en la creación de un espacio donde respetar y tratar a cada criatura tal y como es, partiendo de la confianza plena en su capacidad innata para desarrollarse y tomar decisiones.

Surgió así, tras meses de reflexión y búsqueda, la Asociación Jardín Pirata que impulsa un ambiente educativo construido gracias a la cooperación. El fuerte vínculo entre los hogares de las familias implicadas y el Jardín Pirata ha sido la fuerza que años atrás permitió el nacimiento del proyecto y hoy es la que nos sigue acompañando en su crecimiento.